jueves, 31 de diciembre de 2009

EVANGELIO SEGÚN SAN MARCOS 11
PUES PARA ESTO SALÍ

“Vayamos a otra parte, a las poblaciones inmediatas para que también allí pueda yo predicar, pues para esto salí” (Marcos 1, 38)
[agômen allajou eis tas erjomenas kômopoleis, ina kai ekei kêruxo eis touto gar exêlthon]

Este versículo del evangelio según san Marcos, habla de una "salida" de Jesús. Es una expresión de apariencia banal, pero, sin embargo, intrigante. Ella refleja una de las dimensiones "sumergidas" del sentido del mensaje marcano. Para sacarla de la profundidad en que se oculta conviene detenerse en ella y compulsarla con lo que en el Evangelio de San Juan y otros textos del Nuevo Testamento nos explicitan sobre esta
"salida" de Jesucristo.

El salir de Jesús
Comentario

Es el salir de la Palabra de Dios.
Se dice en la Biblia que la Palabra de Dios sale de Dios, que sale de la Boca de Dios. A menudo se dice en la Sagrada Escritura que vino la palabra de Dios a alguien, a un profeta, o a un justo, o a un orante.
Por ejemplo:

lunes, 21 de diciembre de 2009

HOMILÍA PARA NAVIDAD
Lo envolvió en pañales y lo recostó en un pesebre

QUERIDO VISITANTE, TE DESEO UNA SANTA NAVIDAD
ILUMINADO POR LA GRACIA DIVINA
ACERCA DEL MISTERIO QUE CELEBRAMOS
P. HORACIO BOJORGE

En el pesebre se pone el forraje para los animales. ¿Qué hace Jesús allí?
Nos dice: Esta es mi carne para alimento del mundo. Tomad y comed, porque mi carne es verdadera comida.

María lo pone en el pesebre como quien da a su hijo en ofrenda para la vida del mundo. Con un gesto sacerdotal y nutricio, lo pone entre el heno, como quien nos lo da para alimento.

Isaías había hablado del pasto y de la carne: "Toda carne es como el heno, y todo su esplendor como flor del campo. La flor se marchita, se seca la hierba en cuanto le da el soplo de Dios" (Isaías 40,6-7). La imagen es proverbial en la Escritura: "No te exasperes por causa de los malvados, no envidies a los que hacen injusticias. Porque se marchitan pronto como el pasto, como la hierba tierna se secan" (Salmo 36(37),1-2). "Tú al polvo reduces a los hombres, diciendo: `¡Volved hijos de Adán!'. Porque mil años son a tus ojos como un día, un ayer que pasó, una vigilia de la noche. Tú los arrebatas, no son más que un sueño, como la hierba que a la mañana brota y florece, por la tarde se amustia y se seca" (Salmo 89(90),3-6).

jueves, 10 de diciembre de 2009

GRANDES INTÉRPRETES DE LA ESCRITURA
HUGO Y RICARDO DE SAN VÍCTOR

La ciencia de la que se ocupan los filósofos y los teólogos de los Victorinos es de forma particular la teología, que requiere ante todo el estudio amoroso de la Sagrada Escritura. Para conocer a Dios, de hecho, no se puede sino partir de lo que Dios mismo ha querido revelar de sí mismo a través de las Escrituras.

S.S. Benedicto XVI - Catequesis en la Audiencia General
CIUDAD DEL VATICANO, miércoles 25 de noviembre de 2009 (ZENIT.org).-
Ofrecemos a continuación el texto de la catequesis pronunciada durante la Audiencia General, celebrada en el Aula Pablo VI.


Queridos hermanos y hermanas,
en estas Audiencias del miércoles estoy presentando algunas figuras ejemplares de creyentes que se han empeñado en mostrar la concordia entre la religión y la fe y a testimoniar con su vida el anuncio del Evangelio. Hoy quiero hablaros de Hugo y Ricardo de San Víctor. Ambos están entre esos notables filósofos y teólogos conocidos con el nombre de Victorinos, porque vivieron en la abadía de San Víctor, en París, fundada a principios del siglo XII por Guillermo de Champeaux. El mismo Guillermo fue un maestro renombrado, que consiguió dar a su abadía una sólida identidad cultural. En San Víctor, de hecho, se inauguró una escuela para la formación de los monjes, abierta también a estudiantes externos, donde se realizó una síntesis feliz entre las dos formas de hacer teología, del que ya he hablado en catequesis anteriores: es decir, la teología monástica, orientada mayormente a la contemplación de los misterios de la fe en la Escritura, y de la teología escolástica, que utilizaba la razón para intentar escrutar estos misterios con métodos innovadores, de crear un sistema teológico.

jueves, 3 de diciembre de 2009

FUERTE EXHORTACIÓN DEL PAPA A LOS TEÓLOGOS

PERFIL DEL TEÓLOGO VERDADERO Y DEL FALSO

En la Capilla Paulina del Palacio Apostólico, que fue nuevamente abierta al culto hace algunos meses el Papa Benedicto XVI presidió el primero de diciembre de 2009 la Santa Misa, en la que participaron los miembros de la Comisión Teológica Internacional, reunida en estos días en el Vaticano para su sesión plenaria anual.
El Papa, dando una vez más el ejemplo, celebró la Santa Misa ad orientem y pronunció una fuerte homilía en la que hizo una severa crítica a la teología contemporánea.
El texto completo en:
http://www.vatican.va/holy_father/benedict_xvi/homilies/2009/documents/hf_ben-xvi_hom_20091201_cti_sp.html

El verdadero teólogo es aquél que no cede a la tentación de medir con la propia inteligencia el misterio de Dios, con frecuencia vaciando de sentido la figura de Cristo. Es aquél que tiene conciencia de la propia limitación, como lo fueron muchos grandes santos reconocidos también como grandes maestros.

En cambio, el prototipo del teólogo presuntuoso que estudia la Sagrada Escritura como ciertos científicos estudian la naturaleza – es decir, con una frialdad académica que pretende hacer una vivisección del misterio e ignora la chispa de lo trascendente

jueves, 26 de noviembre de 2009

EVANGELIO SEGÚN SAN MARCOS 10
EL ESPIRITU IMPURO EN LA SINAGOGA

EL ESPIRITU IMPURO EN LA SINAGOGA
Aunque a menudo no aparezca en las traducciones castellanas, San Marcos remarca que Jesús entra inmediatamente (euthús en griego) en la Sinagoga apenas comenzado el Sábado. Y que el hombre en espíritu impuro se pone a gritar enseguida (euthús) como reacción a la enseñanza de Jesús.
El pasaje termina diciendo que la fama de Jesús se extiende enseguida (euthús) por todos lados.
Ya vimos antes la importancia que tiene este término en la revelación de Dios según San Marcos: la inmediatez de los efectos de la gracia.

Esta escena, junto con la del endemoniado de Gerasa (Marcos 5, 1 y siguientes) son muy importantes para conocer la doctrina del Evangelio de Marcos acerca del demonio.

jueves, 19 de noviembre de 2009

EL EVANGELIO SEGÚN SAN MARCOS 9
LA VOCACIÓN DE LOS PRIMEROS DISCÍPULOS

Esta escena sucede a la orilla del mar.
Certifica la precedencia de la vocación de Pedro y Andrés sobre la de Santiago y Juan. Jesús llamó antes a Pedro y Andrés. A la hora de echar las redes y antes de salir a pescar. En cambio a los otros los llamó después de terminada la pesca, a la hora de secar y remendar las redes. Esto tiene importancia en relación con la rivalidad de los apóstoles entre sí y la discusión acerca de quién era el primero.

jueves, 12 de noviembre de 2009

EL EVANGELIO SEGÚN SAN MARCOS 8
EL MINISTERIO DE JESUS

MARCOS 1, 14-39
La próxima sección del Evangelio según san Marcos está determinada por una inclusión entre los vv. 1,14 y 1,39. Contiene un fin de semana del ministerio de Jesús: viernes, sábado y domingo.
El Viernes de mañana Jesús pasa junto a los pescadores llamándolos a su seguimiento. El Viernes por la tarde, comienzo del sábado, entra en la sinagoga y de allí se retira a la casa de Pedro. A la tarde del sábado le traen enfermos para curar. En la madrugada del domingo Jesús sale solo a un lugar para orar. Es una prefiguración del domingo de la resurrección.

jueves, 5 de noviembre de 2009

EL EVANGELIO SEGÚN SAN MARCOS 7
PRÓLOGO


Marcos 1, 1-13

1,1 es el Título de todo el Evangelio
El Prólogo del Evangelio va de 1,2 a 1,13
El comienzo y el fin del Prólogo están delimitados por una inclusión: la acción comienza en el desierto y termina en el desierto: 1,3.4 (2 veces = 2x) y 1,12.13 (2x).

El prólogo consta de un tríptico de acuerdo con la preferencia de San Marcos por las estructuras de texto divididas en tres partes o ternarias:
1) la predicación del Bautista en el desierto
2) La venida y el Bautismo de Jesús
3) Las tentaciones en el desierto y la comida servida por los ángeles.

jueves, 29 de octubre de 2009

YO OS HARÉ PESCADORES DE HOMBRES

El sentido místico del oficio de pescador
de todos los Apóstoles...
Y no sólo de los cuatro pescadores

Para entender el significado místico del oficio de los apóstoles como pescadores, hay que recordar que en las Sagradas Escrituras, el fondo del mar es el lugar donde habitan las fuerzas enemigas de Dios, el Leviatán, pero también a donde son sumergidos los enemigos de Dios o de su pueblo.

Así la humanidad sumergida por el diluvio: (Gen 6, 5 al 8, 30)

jueves, 22 de octubre de 2009

EL DIOS NUTRICIO (6ª DE 6)

Los alimentos y las comidas
en el Evangelio según San Marcos

En esta sexta y última entrada de esta presentación del Dios nutricio en las Sagradas Escrituras, marco revelatorio de la multiplicación de los panes, recorreré el evangelio según San Marcos, señalando los pasajes y hechos en que se mencionan los alimentos y las comidas.

Los Ángeles le servían
Marcos 1, 13


Tomad, este es mi cuerpo
Marcos 14, 22



De entrada ya alude el evangelista Marcos al alimento del Bautista, consistente en miel silvestre y langostas [Mc 1,6] rasgo que, unido al de sus vestidos, lo caracteriza como el nuevo Elías.

Jesús ayuna en el desierto durante cuarenta días, al cabo de los cuales, los ángeles le sirven de comer [Mc 1,13]. Aunque el texto, no especifica de qué servicio de los ángeles se trata, sugiere que sirven a Jesús como Hijo del Hombre (7,10; cf. vv. 14.27), y que le sirven de comer: "un pan de ángeles", como a Adán y Eva en el Paraíso o al pueblo de Dios en el desierto (Sal 77(78),24-25)].

Los primeros apóstoles que Jesús elige y llama, se ocupaban, por oficio, en una tarea que hoy llamaríamos de la "industria alimenticia" o del "ramo de la alimentación": eran pescadores [Mc 1,16-20]

viernes, 16 de octubre de 2009

EL DIOS NUTRICIO (5ª DE 6)

JESÚS Y SUS RASGOS NUTRICIOS
QUE REVELAN SU IDENTIDAD

"He ahí un hombre comilón y bebedor de vino"
(Mt 11,19, Lc 7,34)

"Ora comáis, ora bebáis...
hacedlo todo a gloria de Dios"
(1 Cor 10,31)

No hay que admirarse, pues, de que los rasgos y gestos nutricios de Dios se reflejen en los sentimientos, en la conducta y en los gestos de Jesús; ni de que se arrogue el título de Buen Pastor; ni de que se reflejen los temas nutricios del pan y la semilla, el vino y el agua, en sus enseñanzas y parábolas; ni de que multiplique panes y peces para la muchedumbre, pactando con ella una alianza de pan y sal ; ni de que establezca, por fin, como memorial de su Alianza, una comida ritual, donde se come y se bendicen -como manjares los dados en el relato de la creación y los nuevos concedidos a Noé - el pan y el vino, según el rito de Melquisedek [Gn 15,18].

jueves, 8 de octubre de 2009

EL DIOS NUTRICIO (4ª DE 6)

LOS SALMOS CELEBRAN AL DIOS QUE DA DE COMER

"ÉL da alimento a todo viviente
porque es eterna su misericordia"
(Sal 135,25)

Numerosos Salmos celebran al Señor como Pastor de su pueblo elegido. Él lo guía, defiende y alimenta, lo conduce a praderas verdes y prepara una mesa frente a sus enemigos, ungiendo su cabeza con perfume y ungüentos como se hacía con los huéspedes en los banquetes de fiesta, y llenando su copa hasta el borde: [Sal 22(23)].

El alimento es un don de Dios creador, y es una promesa y una bendición del Dios salvador. Así lo celebran especialmente los salmos:

jueves, 1 de octubre de 2009

EL DIOS NUTRICIO (3ª DE 6)

Noé, los Patriarcas, Egipto, la Tierra Prometida
Muestran al Señor que da el alimento

"ÉL da alimento a todo viviente
porque es eterna su misericordia"
(Sal 135,25)

Como sucede en la creación, también en la Alianza con Noé, después del diluvio, el Señor dispensa el alimento del hombre y los animales [Gn 9,1-3].

Ahora, el hombre tiene derecho a comer carne de animales, puesto que el haberlos salvado de la destrucción parece darle un cierto derecho sobre ellos. No obstante, su derecho no se extiende a la vida misma, por lo que debe abstenerse de su sangre. La vida, la especie, pertenecen al Creador. Y si el hombre puede matar es solamente para comer.