viernes, 27 de junio de 2014

"La Prostituta y El Anticristo pronto aparecerán"
P. Alfredo Sáenz S.J.


La persecución que acompaña a su peregrinación sobre la tierra (cf. Lc 21, 12; Jn 15, 19-20) desvelará el "misterio de iniquidad" bajo la forma de una impostura religiosa que proporcionará a los hombres una solución aparente a sus problemas mediante el precio de la apostasía de la verdad.
La impostura religiosa suprema es la del Anticristo, es decir, la de un seudo-mesianismo en que el hombre se glorifica a sí mismo colocándose en el lugar de Dios y de su Mesías venido en la carne (cf. 2 Ts 2, 4-12; 1Ts 5, 2-3;2 Jn 7; 1 Jn 2, 18.22).



viernes, 20 de junio de 2014

"MUCHOS ANTICRISTOS HAN APARECIDO"
1ª Juan 2,18


En abril y mayo he publicado en el Blog del Buen Amor una serie de siete entradas dedicadas a la Falsa y verdadera compasión
Ofrezco ahora en el Blog Toma y Lee, la séptima entrada porque que tiene un especial  interés bíblico ya que explica el fenómeno de la Falsa compasión desde el examen que hace el Dr. Federico Mihura Seeber de este fenómeno eclesial y cultural, a la luz 
del mensaje bíblico sobre el Anticristo.

LA CORRUPCIÓN DE LA CARIDAD 
SÍNTOMA DEL ANTICRISTO
Según Federico Mihura Seeber
Tomado de su obra El Anticristo, pág 84 y sigs.
 Selección y resumen de Horacio Bojorge
La obra se obtiene a través de Editorial Vórtice
Buenos Aires, <ventas@vorticelibros.com.ar>
www.vorticelibros.blogspot.com

La Caridad ha sufrido en la modernidad, en sí misma,
una amputación o inversión idéntica a la versión falsificada 
de Cristo en lo dogmático. 
La Caridad ha sido “cortada” de la Trascendencia,
es decir, de la relación “vertical” al Padre [...]  
Nada, nada puede identificar mejor la acción del Anticristo
en nuestro tiempo, que esta tergiversación del Mensaje de Cristo,
esta corrupción de la enseñanza de la primacía del Amor,
vuelta contra los Mandatos del Padre
y convertida en agente de la mayor perversión del hombre
que la historia haya conocido.


"1.- el Anticristo es lo contrario de Cristo, por la inversión de Cristo […]. Siendo Cristo, en su naturaleza humana, el dechado de toda virtud y justicia, su contrario sería el dechado de toda perversión moral.
2.- A lo que me refiero ahora es a lo que ya sugerí: a que la “inversión” de Cristo es la causa de la demonización de lo humano, de la ruina moral o abolición del hombre.
3.- Lo que quiero decir con “inversión” de la doctrina moral del cristianismo es una perversión de la misma. No es su rechazo [como en Nietzsche y otros autores anticristianos], sino una asunción desviada y perversa. Por ello mismo debe ser considerada nominalmente “cristiana”. Es una herejía cristiana.  [Como toda herejía] al negar una parte de la doctrina ortodoxa, corrompe al todo. Lo cual puede servir de descargo [a Nietzsche y otro impugnadores del hecho cristiano], pues lo que tenían a la vista era, ya, esta versión degradada del cristianismo “reblandecido”.
4.- [Esta herejía contra la caridad corrompe a toda] la doctrina moral del cristianismo. En ella, el centro de este ataque herético ha consistido en la perversión-inversión de la doctrina de la Caridad. Se trata, sin duda, de un ataque al alma de la moral cristiana. Porque la Caridad es esa alma. Y su inversión equivale a una inversión de Cristo mismo, consumada en nombre de Cristo. Por eso la considero prototípica de la acción del Anti-Cristo.
5.- La perversión de la doctrina moral cristiana que ha operado como causa de la corrupción moral de Occidente –y, por Occidente, del mundo entero–, radica en la adulteración de la doctrina central de la Caridad. Y distingo también en ello dos aspectos. La alteración de la Caridad en sí misma, por un lado, y la de su relación con el resto de las virtudes, por el otro.
                                                                                              

viernes, 13 de junio de 2014

La «Dei Verbum» y los Sentidos Bíblicos y Extra Bíblicos

La «Dei Verbum» y los Sentidos Bíblicos y Extra Bíblicos - P. Horacio Bojorge
Posted: 20 Feb 2014 02:25 PM PST


Queridísimo Padre Horacio:
Le envío el enlace donde publicamos completa su conferencia del 2011 en el Centro Pieper.
Al final, agregamos un archivo PDF que se puede bajar gratuitamente y que -además del texto- contiene fotos del Encuentro de Mar del Plata.
Releerla nos ha hecho tomar una nueva consciencia de su profundidad.
¡Que belleza cautivadora esta "memoria autobiográfica", tan llena de amor a Dios y a la Iglesia! ¡Y qué oportuna para combatir el error y predicar la verdad!
Estamos viendo nuevamente sus videos sobre la Acedia en Pantalla gigante en nuestra Asociación "Fraternidad de Vida Nueva"... ¡Sólo Dios sabe cuánto bien nos hace al alma! Muchísimas gracias.
Lo extrañamos Padre... Con afecto profundo y filial.
Cristian Iglesias

La «Dei Verbum» y los Sentidos 

Bíblicos y Extra Bíblicos

R. P. Lic. Horacio Bojorge, S.J.
Conferencia dictada por el P. Horacio Bojorge en el Centro Pieper de Mar del Plata, Argentina,
el sábado 7 de Mayo del 2011.

Palabras Introductorias

Agradezco a Cristian Iglesias y a los organizadores de estas Jornadas Pro Vida y Familia [1], de la SITA [2] en Argentina y del Centro Pieper, la oportunidad de venir a Mar del Plata y de dirigirles la palabra en el Centro Pieper.

Cristian me pidió que desarrollara algún tema de hermenéutica, dado que el año pasado estuvieron estudiando el documento de la Comisión Bíblica "La Interpretación de la Biblia en la Iglesia" que, con razón, les ha causado cierta perplejidad a algunos. 

Confieso que me resultaba muy difícil demarcar un tema tratable en el lapso del que dispongo.

Y esto es así, no solamente por la vastedad del asunto en sí y por la dificultad de acotar algún tema dentro de asunto tan vasto, sino porque es un tema que considero de alguna manera, y por así decirlo, autobiográfico

Afortunadamente convinimos con Cristian en que el tono de esta exposición podría ser más bien coloquial que académico. Y por eso me atrevo a darle al asunto de la hermenéutica bíblica en la Iglesia una impostación algo autobiográfica y de "memorias". 

Hay un hecho que me ha ocupado a lo largo de mi vida sacerdotal y que me sigue provocando a pensar y sobre todo a discernir. 

Ese hecho es la coexistencia de, por un lado, una normativa eclesial sobre la hermenéutica bíblica, normada desde León XIII en adelante por varias encíclicas pontificias y finalmente en el Concilio Vaticano II por la «Dei Verbum», y por otro lado las desviaciones en la interpretación de las Sagradas Escrituras que proliferan en nuestros tiempos a pesar de la normativa eclesial. 

Me he ocupado por escrito, en mi vida, por lo menos en seis principales oportunidades, de la «Dei Verbum» como norma de la hermenéutica católica y de los errores hermenéuticos contemporáneos. 

Para seguir leyendo / Más información »


You are subscribed to email updates from Centro Pieper
To stop receiving these emails, you may unsubscribe now.
Email delivery powered by Google
Google Inc., 20 West Kinzie, Chicago IL USA 60610

viernes, 6 de junio de 2014

DIVORCIADOS VUELTOS A CASAR Y COMUNIÓN
¿Por qué no?

RECIBÍ ESTA CONSULTA Y LA RESPONDO

  Hace un tiempo escribí a Catholic net una pregunta que no me han contestado. 
Vuevo a preguntar. żno dice Cristo tambien a Pedro que lo que ate en la tierra será atado en el Cielo y lo que desate en la tierra sera desatado en el cielo? 
Si uno mata a su conyuge, y luego se arrepiente Dios le perdona y se puede volver a casar pero si te divorcias Dios no te perdona? 
Carmen

MI RESPUESTA A CARMEN

Muy estimada: 
Su pregunta deberían haberla dirigido los amigos de la webmaster de Catholic.net al autor del artículo, P. Javier Olivera <javierolivera@ive.org>
Le estoy reenviando copia a él, que sin duda responderá con mayor conocimiento que yo sobre el tema que domina. 
(Entretanto me ha dicho el P. Javier que la publicará también en su blog "Que no te la cuenten" que a todos recomiendo seguir)

Pero creo que el Padre ha querido que me la enviaran también a mí para que le comparta la luz que se me alcanza sobre el tema que la inquieta.

Antes que nada, sería un error decir que Dios no perdona el divorcio. Estamos hablando del divorcio civil. El divorcio civil también lo perdona el Señor.. Más aún, ni siquiera es pecado si hay razones válidas y reales para divorciarse (civilmente), como en el caso de malos tratos, riesgo de vida, etc. Esto es enseñanza de la Iglesia. Le recomiendo que lea el Catecismo de la Iglesia CAtólica.

Del matrimonio sacramental, válidamente contraído, por el contrario, no hay divorcio posible. El Padre, Cristo, la Iglesia permiten la separación por graves razones (como en el divorcio civil).

Pero mientras que el vínculo civil se disuelve, muy al contrario, el vínculo sacramental del matrimonio dura lo que el juramento irrevocable ante el altar: hasta que la muerte nos separe. Aunque los esposos se separen en vida, lo cual es lícito si hay razones graves, el sacramento permanece intacto. Esto impide tomar un nuevo cónyuge o, como dicen vulgarmente "rehacer su vida".

martes, 3 de junio de 2014