martes, 13 de noviembre de 2018

UNA AYUDA ADECUADA
LA MUJER Y EL VARÓN VISTOS DESDE DIOS [11 de 13]


11 PENAS ANUNCIADAS AL VARÓN


“Al varón le dijo: ‘Por haber escuchado a tu mujer [contra mí] y comido del árbol que Yo te había prohibido, maldito sea el suelo por tu causa. Con fatiga sacarás de él el alimento todos los días de tu vida. Espinas y abrojos te producirá, comerás la hierba del campo. Con el sudor de tu rostro comerás el pan hasta que vuelvas al polvo, pues de él fuiste tomado. Porque eres polvo y al polvo volverás. (Génesis 3, 17-19)

11.1.- UNA TAREA PENOSA PARA LA MUJER CAÍDA Las penas anunciadas al varón deben ser tenidas en cuenta por la mujer en cuanto que significan una misión medicinal para ella y una penalidad reparadora de sus culpas. Entender cómo ha sido herido el varón por el pecado original, le permitirá entender cuáles son los remedios que ella puede y debe aplicar para bien del varón herido. En primer lugar con su novio y su esposo, en segundo lugar con sus hijos varones. Lo que ve de irremediable en el esposo que es árbol que creció torcido, debe ella prevenir que no suceda con sus hijos varones.

11.2.- UN ABDICADOR DEL REINO  El varón fue creado para regir el mundo exterior, vegetal, animal, sometiéndolo a la ley de la razón. A ese mundo que debe dominar pertenece también su propia corporeidad, su instintividad, su carne.  Adam abdicó de su misión de ser custodio de la ley y del orden del mundo. Al abdicar se ha convertido de Rey en esclavo, de dueño en mendigo. Sólo la redención que lo hace hijo, puede devolverle “el reino” y re-entronizarlo.

11.3.- ABANDONO DEL ROL DE ESPOSO Y PADRE. Antes del pecado el varón le puso nombre a la mujer y a sí mismo “Se llamará ishá porque del ish fue tomada”. Después del pecado pone nuevo nombre a la mujer: Jawáh, la que da vida, le reconoce el rol materno de dar la vida, pero él no se pone nombre de padre a sí mismo. ¿Abdicación? ¿menosprecio de sí mismo? Engendrar hijos en la mujer, pero es ella la que les pone nombre, Caín, Abel. El varón aparece sólo para engendrar, no para asistir a la mujer en la crianza y la educación. ¿Tiene esto que ver con el fratricidio en su descendencia inmediata.  
11.4.- LA INSURRECCIÓN DE LA TIERRA CONTRA ÉL, oponiéndole a su gobierno barricadas de cardos y espinas no es solamente la de la tierra exterior sino también la tierra de la que está amasado su cuerpo. Su propia corporeidad, su propia instintividad se resistirá contra su autodominio. Tendrá que conquistarse a sí mismo como un territorio insurrecto. También la mujer pasará de estar junto o ante él como semejante. Se le enfrentará, al igual que la tierra, como rival, antagonista y rebelde..

11.5.- EL VARÓN YA NO SE GOBIERNA NI A SÍ MISMO. Si el hombre ya no se gobierna a sí mismo con su razón, queda a merced de su instintividad. Tenía que dominar a los animales, empezando por lo que él mismo tiene de animal. O con su razón gobierna sus pasiones, o sus pasiones anulan su razón..

11.6.- La tierra lo reclamará como cosa suya, tomado de ella y lo recuperará por la m



Fuente: De mi conferencia en la rama femenina de a Fraternidad Apostólica Santo Tomás de Aquino FASTA –MENDOZA (RA)  En el Foro de la Mujer edición 2018: Mujer custodia de la cultura-- 18 agosto 2018

martes, 6 de noviembre de 2018

UNA AYUDA ADECUADA
LA MUJER Y EL VARÓN VISTOS DESDE DIOS [10 de 13]


LAS PENAS DEL PECADO


10. - PENAS ANUNCIADAS A LA MUJER
 “A la mujer le dijo: acrecentaré[1] tus sufrimientos[2] y tus preocupaciones[3], con dolor darás a luz hijos. / Hacia tu varón irá tu deseo[4] pero él te dominará” (Gen 2, 16)[5].

10.1.- CONFLICTO  ENTRE EL AMOR A LOS OTROS Y EL AMOR PROPIO. La pena que resulta del pecado original para la mujer es el conflicto entre el amor que caracteriza su naturaleza creada y la orienta hacia el otro (el hijo, el esposo) y el amor propio, que la hace temer por sí misma cuando empieza a experimentar al otro como una amenaza a su propio bien.

10.2.- SUFRIMIENTOS Y PREOCUPACIONES = LAMENTOS Y QUEJAS El Señor no sólo le anuncia sufrimientos, sino también preocupaciones. Ambas cosas se traducen en una proclividad a las lamentaciones y las quejas. La Sagrada Escritura ha registrado esa consecuencia del pecado original cuando por dos veces compara con la gotera el fastidio irremediable que produce la mujer desconforme, quejosa y rencillera: “Mujer que riñe es gotera que no para” (Prov. 19, 13). Y más descriptivamente “Mujer quejosa y pendenciera, es como gotera en día de lluvia, querer que pare es como querer parar el viento o recoger aceite con la mano” (Proverbios 27, 15).

10.3.- EL PARTO DOLOROSO, EL MIEDO AL PARTO, TERRORES INHIBITORIOS Se reconoce que la mujer es el único mamífero que experimenta dolor en el parto. El texto lo atribuye a una acción divina. Al margen de la fe se dan razones anatómicas y fisiológicas atendibles. No he visto que nadie haga conexión entre el dolor en el parto de la mujer con el hecho que la diferencia esencialmente de los demás mamíferos, y es es el único mamífero que tiene conciencia, y por eso ama. Y también por eso teme – por el que viene y por sí misma – y por eso se pre-ocupa. La mujer experimenta dolor al dar a luz porque es el único mamífero que tiene alma consciente y una conciencia que es capaz de interferir en su metabolismo. Para bien o para mal. Pero principalmente porque la ataca su enemigo el  demonio con pensamientos intrusos de miedo que interfieren la acción autónoma del sistema neurovegetativo. Quizás por ese lado se encuentra una conexión entre las preocupaciones y los dolores del parto

10.4,- EL SUFRIMIENTO ESPONSAL. ELVARÓN FUENTE DE SUFRIMIENTO. Te dominará = miedo. Se te morirá = tristeza. Te será infiel, traicionará, no retribuirá amor con amor, no colmará tus expectativas = ira.  

10.5.- LA ENEMISTAD DE LA SERPIENTE (Nájash). No pequeña pena de la hija de Eva y quizás la que más debe movernos a compasión y misericordia, es que el Señor anunció la enemistad del nájash contra ella. Lógica enemistad dado que ella es imagen y llamada a asemejarse al Espíritu Santo, y que por eso el Espíritu impuro y maligno ceba en ella su odio antagónico como no puede hacerlo con el mismo Espíritu divino. En el hebreo bíblico el nombre de la serpiente es masculino: nájash. Es el falso logos, adversario del amor a quien engaña presentándole el bien como mal y al mal como bien. El padre del desamor y del  odio, asesino desde el principio con lo que dice.

10.6.- LA SERPIENTE SIGUE ACECHANDO EL TALÓN de la mujer. Pretende derribarla a la misma tierra donde la serpiente se arrastra castigada. Ataca su postura erguida, elevada. noble, de cumbre y templo andante del amor. ¿Y cómo acecha el apoyo del pie de la mujer? Con pensamientos intrusos de miedo, tristeza, ira. Ese es el tridente con el que atormenta el alma femenina e intenta someterla y derribarla. A ella, creada para la contemplación del bien, la serpiente le representa males en su pensamientos que le produzcan miedo, tristeza o ira. Tridente del nájash que envenena el alma y la quema con su lengua trífida.
10.7.- VIOLACIÓN DEL ALMA: EL PENSAMIENTO INTRUSO se instila insensiblemente en la mente femenina, sin ser advertido su ingreso. El nájash es violador de la mente de la mujer. Cuando ella no advierte su ingreso en la mente, el pensamiento intruso engendra en ella, hijos del  miedo, la tristeza o la ira. Por eso también se lo representa como un dragón que quema y envenena con lo que sale de su boca.



[1] harbáh ‘arbéh aumentar aumentaré: harbáh infintivo absolut hifil de raíz rabah: multiplicar, aumentar.
[2] citsbonék: tus sufrimientos, dolores, trabajos, penas
[3] hegeyonék: raíz: hagáh = murmuración, preocupación, bramar, ahuyar, clamar, quejarse, lamentarse, preocuparse preocupaciones. Así leyeron los LXX que tradujeron stenagmón sou, tus quejas, gemidos, lamentos. El texto masorético en cambio, dice: weheronék: tus embarazos. Raíz: haráh concebir, estar embarazada. Lo que leen los LXX parece teológicamente más  revelador y significativo.
[4] teshuqah; Raíz shuq, (= shaqaq) desear, ir detrás de, perseguir,
[5] [harbáh ‘arbéh citsbonék whegeyonék becétsev teledí baním / le’ishték teshuqaték wehû’ yimshál-bok



Fuente: De mi conferencia en la rama femenina de a Fraternidad Apostólica Santo Tomás de Aquino FASTA –MENDOZA (RA)  En el Foro de la Mujer edición 2018: Mujer custodia de la cultura-- 18 agosto 2018

martes, 30 de octubre de 2018

UNA AYUDA ADECUADA
LA MUJER Y EL VARÓN VISTOS DESDE DIOS [9 de 13]

LA CREACIÓN DE LA MUJER


9.1.- LA MUJER PROCEDE DEL VARÓN a semejanza de como la Rúaj procede del Padre y del Hijo, La Mujer no es amasada de la tierra, sino de una carne y hueso previamente animados por la aliento divino. ¿Cómo procede la mujer del Adam varón? No por generación, sino por partición o participación en una misma naturaleza de cuerpo animal y alma espiritual.

9.2.- INCOMPLETOS EL UNO SIN EL  OTRO Desde entonces varón y mujer estarán de alguna manera incompletos el uno sin  el otro. Pero se reclamarán el uno al otro de manera disimétrica. A él, sin ella, le falta una parte. A ella, sin él, le falta su todo.
9.3.- SIEMPRE PRESENTE, JUNTO AL VARÓN. kenegedó, delante de él, significa en realidad junto a él, presente siempre a su lado: ad-sistente, ad-vocata. “Amar – dice Joseph Pieper, es ponerse de cara al será amado y decirle: es bueno que existas”…

9.4.- ANTES QUE MERO 
AUXILIO PRAGMÁTICO, la ayuda que necesita el Adam varón, es la ayuda que es esa mujer misma puesta ante él. Su sola presencia lo revela a sí mismo en su existencia del varón. Ante ella termina de conocerse a sí mismo, como un bien deseado para sí mismo y hecho realidad frente a ella. Y esto no sólo ni tanto – aunque también por eso – por una mera necesidad psicológico afectiva, puramente sensible y natural, sino como algo que pertenece necesariamente a la condición de imagen y semejanza del Nosotros divino. Lo humano no es todavía humano si no es semejante a Dios Trino. Es una exigencia del designio divino sobre ambos a ser imagen y semejanza – sobre la tierra – del Nosotros divino
9.5.- DIOS CONSTRUYÓ LA COSTILLA EN MUJER, El verbo hebreo banáh, significa construir. De esa misma raíz procede la voz ben, hijo, banat o bat, hija, boné, arquitecto, y posiblemente bayt, casa. María guardaba todo en su Corazón. Antonio Machado escribió “Yo amé lo que ellas pueden tener de hospitalario”.

EL NOSOTROS HUMANO UNO, IMAGEN DEL DIOS NOSOTROS UNO Y TRINO
9.6.- CON LA APARICIÓN DE LA MUJER SE COMPLETA LA IMAGEN. Si lo último en la ejecución era lo primero en la intención, con esta creatura, se alcanza la imagen del Nosotros divino en un solo Nosotros humano.

9.7.- SE UNIRÁ A SU MUJER Y SERÁN UNA SOLA CARNE.- “por eso dejará el varón a su padre y a su madre y se adherirá con su mujer y serán una sola carne (Gen 2, 25)” San Juan Pablo II comenta: “¡Una sola carne! ¡Cómo no captar la fuerza de esta expresión! El término bíblico “carne” no evoca sólo el aspecto físico (sexuado) del ser humano, sino también su identidad global, de espíritu y cuerpo. […] Se trata de una unidad profunda que, de alguna manera, los convierte en un reflejo creado del “Nosotros uno” de las tres personas divinas”. (Carta a las Familias Nº 8. 2 feb 1994)
  Con esta unificación de ambos en un solo nosotros, sin disturbio de pasiones sexuales desordenadas, se bajará el telón del primer acto sobre la obra divina lograda y culminada


Fuente: De mi conferencia en la rama femenina de a Fraternidad Apostólica Santo Tomás de Aquino FASTA –MENDOZA (RA)  En el Foro de la Mujer edición 2018: Mujer custodia de la cultura-- 18 agosto 2018

martes, 23 de octubre de 2018

UNA AYUDA ADECUADA
LA MUJER Y EL VARÓN VISTOS DESDE DIOS [8 de 13]

8.1.- EL ‘SUEÑO’ DE DIOS PARA LA CREATURA MUJER:
UN VIVO RETRATO DE LA CARIDAD: 

“Paciente, servicial; no envidiosa, no rencorosa, no jactanciosa, ni engreída y que fuese pudorosa, decorosa; desinteresada, lenta para la ira, pronta para el perdón, amiga de la justicia y la verdad...". 

A ella se le aplica el "retrato hablado" del Espíritu Santo que es el himno a la Caridad de San Pablo, en la primera carta a los Corintios, capítulo 13. Allí se traza la viva imagen de su cuño divino y de lo que puede llegar a ser, divinizada, su imagen terrena: La mujer.

Ese ámbito es de incumbencia mayor del Espíritu Santo, y a semejanza suya la mujer afirmando el ser del otro. “Sólo por la confirmación en el ser que da el amor que viene de otro, consigue el  ser humano existir del  todo, consigue sentirse arropado dentro de su verdad. Y sobre todo la capacidad misma de amar – en la cual recibe la humana existencia su más alta sublimación, supone experimentar en sí la vivencia de ser amado por otro”[1] (Josef Pieper)

8.2.- ELLA EDUCE LA RELACIONALIDAD EN EL LACTANTE. A semejanza del Espíritu Santo que es el amor que enseña a amar, la mujer, como madre, despierta el yo en el recién nacido evocándolo al tratarlo como un tú[2]. Es la experiencia de educción del yo infantil por la acción del amor de la madre.

8.3.- EL PODER DE LA RÚAJ PARA ENGENDRAR HIJOS DE DIOS. Lo que es en la madre la potencia natural de inducir un yo en el alma del lactante, explica, por analogía, lo que es la potencia del Espíritu divino para inducir, en el alma de los hijos de Dios, la conciencia creyente de que Dios sea un “Tú Padre mío”. La Rúaj nos enseña a orar invocándolo “Abbá Padre” (Romanos 8, 15).

Jesús alegria de los hombres  Kyrkjebø https://youtu.be/8i3GqyPgxgI

(BACH) Sissel 



[1] Josef Pieper, Las Virtudes fundamentales, Ed. Rialp – Quinto Centenario, Madrid – Bogotá, 1988; Amor, págs. 448
[2] Hace años di una charla a los docentes del Colegio San Francisco Javier sobre educar en sabiduría y allí me extendí en contar la experiencia que dejó relatada en su diario Susana Seeber de Mihura.


Fuente: De mi conferencia en la rama femenina de a Fraternidad Apostólica Santo Tomás de Aquino FASTA –MENDOZA (RA)  En el Foro de la Mujer edición 2018: Mujer custodia de la cultura-- 18 agosto 2018


martes, 16 de octubre de 2018

UNA AYUDA ADECUADA
LA MUJER Y EL VARÓN VISTOS DESDE DIOS [7 de 13]

EN DIOS DEBE HABER RELACIÓN
A la mujer se le asigna el gobierno del mundo espiritual, de las relaciones entre las personas, de la comunicación de bienes y mensajes, a mayor semejanza de la Rúaj Santa

7.1.- EN LA ESENCIA DE DIOS DEBE HABER RELACIÓN. La relación es una perfección que no podía faltar en la esencia divina. Puesto que Dios es Sabiduría y Amor, el Ser divino es relacional; se relaciona dentro de sí mismo por relaciones de conocimiento y de amor. La sustancia divina no excluye sino que exige que en Dios haya esas relaciones sustanciales.

7.2.- - UN DIOS SIN RELACIÓN EN SÍ MISMO SERÍA IMPERFECTO.. De alguna manera con la creación del  Adán varón-mujer se reduce al absurdo la idea de un Dios sin relación intrínseca alguna. Un nosotros humano no podría ser imagen de un Dios que no fuera también un Nosotros. La imagen es de Nosotros humano a Nosotros divino.

7.3.- EL SER DIVINO ES UN SOLO NOSOTROS EN TRES PERSONAS. Puesto que no existe otro Dios a quien pueda conocer y amar y por quien pueda ser conocido y amado, el Ser divino, debe contener en su única substancia, tanto el conocerse a sí mismo como el amarse a sí mismo. Ese amor implica también impulso de darse a sí mismo por entero y receptividad para poder recibirse a sí mismo por  entero. 
7.4 ENTRE LAS TRES PERSONAS HAY SEIS RELACIONES.  
Sabemos que los  tres se conocen y se aman y obran todo en conjunto. 
Que el Verbo es conocimiento pero también amor; que el Espíritu Santo es amor pero también pleno conocimiento y sabiduría divina; que Padre es el origen de todo lo que procede de él en el Hijo y el Espíritu de ambos. 
Los tres difieren sólo en cuanto a su origen y procedencia y sus relaciones. No conviene que del Padre proceda sólo el Conocimiento. Es necesario que el conocimiento tenga por compañera al Amor, El Verbo a la Rúaj. Las dos procesiones, Verbo y Rúaj, se reclaman, como sus imágenes creadas varón y mujer se reclaman por semejanza con sus Arquetipos.

7.5.- NO CONVIENE QUE EL VERBO ENCARNADO SEA ÉL SOLO. 
La Rúaj acompaña a la Palabra en su obra creadora, reveladora y redentora por la Encarnación. Una vez encarnado, tampoco queda solo. Desde la Encarnación en el seno de María Virgen. Se ha hecho hombre en vistas a la bodas con la Humanidad. La encarnación posibilita y apunta a las bodas del Cordero.

7.6.- EL ESPÍRITU SANTO, RÚAJ SANTA: ES DIOS-AMOR ENTRE PERSONAS. El Espíritu Santo Rúaj qedosháh está entre el Padre y el Hijo como amor que emana de ambos, los une y relaciona en su abrazo y recibe el abrazo de ambos.


7.7.- A LA MUJER SE LE ASIGNA EL MISMO MUNDO: LAS RELACIONES INTERPERSONALES DE AMOR. Dios no le asigna a la mujer, al crearla, ninguna tarea. Simplemente al construirla de la costilla de Adán, la hace templo y casa. Por lo tanto habitable, acogedora. 



Fuente: De mi conferencia en la rama femenina de a Fraternidad Apostólica Santo Tomás de Aquino FASTA –MENDOZA (RA)  En el Foro de la Mujer edición 2018: Mujer custodia de la cultura-- 18 agosto 2018

martes, 9 de octubre de 2018

UNA AYUDA ADECUADA
LA MUJER Y EL VARÓN VISTOS DESDE DIOS [6 de 13]

6.1.- DE LA BODA DE ADAM A LA BODA DEL CORDERO. 


La Sagrada Escritura revela que el sentido de  la creación y de la historia entera es la amistad esponsal. La presencia de la Rúaj sobrevolando las aguas del caos y ahora aguardando y llamando al Esposo junto con la Esposa, delimita el gran contexto donde adquiere su sentido pleno “la ayuda adecuada. El catecismo de la Iglesia católica nos demarca así el macro-contexto donde se entiende el sentido de “la ayuda adecuada” que hemos entendido como la compañera semejante a él y siempre presente a Él, porque junto a él:

“La sagrada Escritura se abre con el relato de la creación del hombre y de la mujer a imagen y semejanza de Dios y se cierra con la visión de las "bodas del Cordero" “De un extremo a otro la Escritura habla del matrimonio y de su "misterio", de su institución y del sentido que Dios le dio, de su origen y de su fin de sus realizaciones diversas a lo largo de la historia de la salvación, de sus dificultades nacidas del pecado y de su renovación "en el Señor" todo ello en la perspectiva de la Nueva Alianza de Cristo y de la Iglesia” , CIC 1602

6.2.- LA CREACIÓN Y LA HISTORIA ENTERA 
PORTAN UN SIGNO NUPCIAL.
No conviene que el Cordero Degollado se Él solo. 
Démosle una compañera, una esposa, semejante a él: ¿Cuál? la iglesia entera, porque es la parte de la humanidad ha sido divinizada. Y cada alma, en especial cada alma de mujer.


Fuente: De mi conferencia en la rama femenina de a Fraternidad Apostólica Santo Tomás de Aquino FASTA –MENDOZA (RA)  En el Foro de la Mujer edición 2018: Mujer custodia de la cultura-- 18 agosto 2018

martes, 2 de octubre de 2018

UNA AYUDA ADECUADA
LA MUJER Y EL VARÓN VISTOS DESDE DIOS [5 de 13]

EL ESPÍRITU SANTO Y LA MUJER 
CREADA A SU MAYOR SEMEJANZA

IMAGEN: LA SANTÍSIMA TRINIDAD. JAKOBUS-KIRCHE URSCHALLING, CHIEMGAU
El Espíritu Santo representado como María Asunta al Cielo, su ícono más acabado.
Mejor que el viento que el fuego y la paloma.
Sólo hay dos manos: comunes a las tres personas. Significan la unidad de acción del único Dios.

Y son las manos de la Rúaj-María como “Omnipotencia suplicante”. 
Es el amor que mueve el sol y las estrellas (Dante Alighieri) 

5.1.- LAS OBRAS MÁS PROPIAS DEL ESPÍRITU SANTO El Credo de Nicea adscribe al Espíritu Santo aquellas obras que tienen que ver con la unión  de las personas, la comunicación de bienes y mensajes, la generación de la vida, la restauración de los  vínculos, la vida eterna. Las obras más propias del Espíritu santo:
A) la Encarnación del Verbo que supone la unión de ambas naturalezas,
B) Habló por los profetas e inspiró las Sagradas Escrituras la comunicación de Dios con los hombres,
C) la santa Iglesia católica Esposa del Cordero, un gran Nosotros divino humano donde conviven justos y pecadores,
D) la comunión de los santos el gran-Nosotros purificado en el que conviven ya sólo los justos,
E) el perdón de los pecados que restaura los vínculos rotos,
F) la resurrección de la carne y
G) la vida eterna que viene a ser la preservación en la existencia de los seres amados

5.2.- DONES DEL ESPÍRITU SANTO: SIETE EFECTOS DE SU AMOR
a) TEMOR DE DIOS si uno ama, teme ofender, desagradar, lastimar al amado, lo respeta
b) FORTALEZA si uno ama todo lo sufre, “la Caridad todo lo soporta” (1ª Cor 13, 7)
c) PIEDAD si uno ama tiene gusto en manifestarlo al amado, busca su presencia, cultiva el trato y el vínculo
d) CONSEJO si uno ama sabe cómo complacer o ayudar al amado y actuar con él
e) SABIDURIA: si uno ama a Dios gusta de lo que Dios revela y desea saber más de Él
f) INTELIGENCIA: si uno ama a Dios tiene la inteligencia iluminada para penetrar y comprender los misterios divinos
g) CIENCIA si se ama a Dios todas las cosas se perciben en su verdad más profunda

5.3.- LA RÚAJ HAQEDOSHAH. Es conveniente notar que el Espíritu Santo, se llama en hebreo Rúaj qedoshah= Santa .
+ Cuando el sustantivo hebreo Rúaj designa al Espíritu divino, es de género femenino.
+ Cuando designa cualquier fenómeno natural como un viento físico o cualquier otro movimiento, o la respiración, o el alma humana, es de género masculino.

5.4.- LA RÚAJ PERCIBE EL BIEN, LO BELLO, PERFECTO Y LO AMA. Apenas comenzando ya la Sagrada Escritura, después de mencionar a Elohim presenta actuando a la Rúaj: “La tierra era tohu wabohu nada y vacío, y las tinieblas cubrían la superficie del abismo marino. Pero la Rúaj de Elohim revoloteaba [revoloteanta] sobre la faz de las aguas” (Gen. 1,2 ) La Rúaj de Elohim revoloteanta sobre las aguas

Cada vez que el relato de la creación profiere: “Y vio que era bueno, hermoso, bello, deleitable“” es la voz de la Rúaj santa, la que desde el adorable silencio y a menudo el anonimato, o del recato pudoroso del amor que la caracteriza [como una voz en off] toma  la palabra y celebra cada obra creada por el Padre y el Hijo como vestigio de la bondad, la belleza, el esplendor, la grandeza, la luz o de otras perfecciones divinas. Una vez cada día, siete veces se repite, en la semana de la Creación, la exclamación de la Rúaj-amor que contempla el bien ante sí ¡Cómo se parecen a ti! ¡Cómo hablan de ti estos vestigios! ¡Estas huellas! ¡Qué parecida a ti esta luz! ¡Que parecida a nuestra vida estas vidas!

5.5.- LA RÚAJ ESTÁ PRESENTE KENEGDÓ a las obras del Verbo cada día, viendo y alabando lo bueno, hermoso, perfecto. Ese estar “semejante al Verbo y ante el verbo” nos hace comprender de qué manera ha sido destinada la mujer para acompañar al varón. Ha sido destinada a estar kenegdo al varón: siendo semejante a él para poder amarse mutuamente, y “ante él” vale decir en su presencia de compañera semejante, es decir junto a él.

5.6.- APRUEBA LA OBRA DE CADA DÍA.
El primer día “Vio Elohim que la luz estaba bien , era hermosa, estaba bien hecha” (1, 4). 
El tercer día vio hermosa la obra de separación de mar y tierra y la creación de playas y acantilados (1,10). 
El mismo día tercero vio buena la creación del trigo y la viña pensados para el primer banquete de bodas y el de nuestras eucaristías (1,12). 
El cuarto día vio hermosa y buena la iluminación del firmamento con astros sol y luna (1,18)
 El quinto día vio que eran hermosos y buenos a los animales que pueblan el aire y las aguas (1,21) 
El sexto día vio y ponderó que era perfecta la variedad de animales que pueblan la tierra.

Y más solemnemente, ya finalizando el sexto día, comenzando el Shabbat: “vio Dios todo cuanto había hecho y he aquí que estaba muy bien, hermoso, perfecto”  (1,31). La versión en el  arameo palestino de tiempos de Jesús, glosa: “Y quedó de manifiesto delante del Dios todo cuanto había hecho y era todo safar wetakán, hermoso y perfecto” (Targum Neophyti)

5.7.- EL GOZO POR LAS BODAS Y POR  LA IMAGEN COMPARTIDA. Era propio del Rúaj que revoloteara como paloma gozosa en expectativa alborozada por los preparativos de la Boda de Adam. Que acompañara la obra de cada día contemplando; encomiando la bondad de lo obrado ordenadamente por el Verbo. “Y vio que era bueno” he ahí la percepción de la Rúaj. Lo que hace el  amor:, percibe, contempla y aprueba. De manera parecida a como la mamá, culminada la gestación, tras el parto, la madre examina cuidadosamente a su recién nacido, contempla, aprueba: “todo está bien, hermoso, perfecto”. O de manera parecida a como el ama de casa al echar una mirada a la mesa bien puesta y servida para en un día de fiesta: ve que todo está bien.


5.8.- LA PAZ Y EL REPOSO EN LA CONTEMPLACIÓN  DEL BIEN REALIZADO. Por eso a la Rúaj se le apropia también el reposo en la contemplación en la posesión del bien perfecto presente y adquirido. A la Rúaj se le apropia la paz contemplativa del sábado que se inaugura la víspera con la primera estrella. Es la mujer judía la que enciende las siete velas al comienzo del shabbat cuando aparece en el firmamento el planeta Venus el primer astro de la vigilia. 


Fuente: De mi conferencia en la rama femenina de a Fraternidad Apostólica Santo Tomás de Aquino FASTA –MENDOZA (RA)  En el Foro de la Mujer edición 2018: Mujer custodia de la cultura-- 18 agosto 2018

martes, 25 de septiembre de 2018

UNA AYUDA ADECUADA
LA MUJER Y EL VARÓN VISTOS DESDE DIOS [4 de 13]

4.1.- ¿CÓMO PUEDE SER UN NOSOTROS DE DOS IMAGEN Y SEMEJANZA DE UN NOSOTROS DE TRES?

En Dios hay dos procesiones: 
la del Verbo 
y la del  Espíritu santo. 
El varón es creado a imagen y a mayor semejanza con la procesión y la persona del  Verbo. 
La mujer es configurada a imagen y a mayor semejanza con la procesión y la persona del Espíritu Santo. 
Ambos, hechos un solo Nosotros, resultan imagen de la unión del Verbo y del Espíritu santo. 
Ambas personas divinas provienen del Padre y eso las une en un carácter común. Los distingue el modo de procedencia. 
Esas son las dos procesiones  divinas en la Trinidad. 
Sabemos que del Padre procede el Hijo, engendrado directamente por vía de conocimiento. 
Sabemos que el Espíritu santo procede del Padre y del Hijo, que procede de ambos como ímpetu de amor mutuo y recíproco.


4.2.- IMAGEN DEL SER DIVINO EN EL SER 
y también en el actuar
Ya en el relato de la obra de los seis días podemos reconocer el rol de las tres personas divinas. Padre, Hijo y Espíritu santo. 
Del Padre Todopoderoso: es el designio, decreto y el poder. 
De su Palabra es más propio: ejecutar, separando y ordenando todo.  Del Espíritu santo es más propio: el presenciar, acompañar, inspirar, impulsar, dar vida, fecundar, aprobar, comunicar bienes y mensajes, bendecir, animarlo todo. Lo mismo que obra el Padre por mano del Verbo, lo aprueba el Padre por boca de la Rúaj. Los bienes que comunica son principalmente al Verbo o palabra del Padre y la vida Divina: "Señor y dador de vida", habló por los profetas, inspira las Sagradas Escrituras.

4.3.- OBRAR ACORDE AL SER: OPERARE SEQUITUR ESSE
Creados a Imagen del ser divino, varón y mujer, están llamados también a participar en operaciones divinas de gobierno.
El Varónpor mayor semejanza con el Hijo-Logos del Padre : destinado a obrar en el mundo exterior. 
A la Mujer a mayor semejanza del Espíritu Santo le compete actuar en el mundo de las relaciones entre las personas, comunicando bienes como es la vida, comunicando mensajes.
Ambos, varón y mujer juntos, constituyen la imagen de la unión del Verbo y el Espíritu entre sí y con el Padre en la Sma. Trinidad.

4.4.- LO MÁS PROPIO DEL VERBO - CUÑO Y MODELO DEL VARÓN
Cristo poder y sabiduría de Dios ha sido hecho por Dios sabiduría nuestra” (1 Cor 1, 24.30). 
Por el Hijo Sabiduría del Padre: 1º) se manifiesta lo oculto de Dios, 2º) son producidas las obras de la creación 3q) son restauradas y perfeccionadas para que alcancen su propio fin” [Ver: Sto. Tomás – Prólogo a las Sentencias de Pedro Lombardo]”.

4.5.- SAPIENTIS EST ORDINARE. 
LO PROPIO DEL SABIO ES ORDENAR. 
Se apropia al Logos , crear separando, distinguiendo, ordenando, legislando, cultivando, engendrar hijos de Dios. También asignar nombres a cosas y personas (Pedro). Algo quiere significar la Sgda. Escritura cuando presenta al Logos creando con 10 palabras contadas, dando la ley en el Sinaí con 10 palabras y obrando la regeneración con 10 palabras 
En efecto:

4.6.- 10 SON LAS PALABRAS EN TODA OBRA DEL VERBO
10 Son las palabras con que crea en los seis días de la creación. 
1º Haya luz: 
2º Haya un firmamento; 3º Acumúlense las aguas;
4º Brote la tierra verdor hierbas y árboles de semilla; 
5º Haya lumbreras en el firmamento; 
6º Bullan las aguas de seres vivientes y vuelen aves; 7º Bendijo a peces y aves diciendo 8º Produzca la tierra seres vivientes; 9ª Hagamos al hombre; 10º Y los bendijo diciendo...
10 Son las Palabras de la Ley en el Sinaí


4.7.- AL VERBO COMPETE PONER NOMBRE A LAS COSAS.  
1) Llamó a la luz día y a las tinieblas noche 1.5; 
2) Llamó al firmamento “cielos” 1,8; 
3) Llamó a lo seco tierra y a las aguas llamó mares 1, 10; 
4) Pone nombre al Adam 1,26. 
Por eso, su imagen, es propio también del varón, poner nombre a todos los animales (2, 19-20) El varón se pone nombre de ‘ish varón a sí mismo y de ‘ishá a la mujer (2, 23). Y aún después del pecado le cambia de nombre a la Mujer, por el de Jawáh.

4.8.- PERO NO ERA CONVENIENTE QUE EL LOGOS OPERARA LA CREACIÓN SOLO. Era necesario que el Espíritu Santo la Rúaj jaqqedosháh, estuviera presente y fuese su compañera desde antes de apuntar la luz del primer día como paloma que revoloteaba sobre el caos y el abismo hasta que lo llama junto con la Novia, al final de los tiempos, como lo dice el Apocalipsis 21.



[1] Sto. Tomás de Aquino, Prólogo a los libros de las Sentencias de Pedro Lombardo.


Fuente: De mi conferencia en la rama femenina de a Fraternidad Apostólica Santo Tomás de Aquino FASTA –MENDOZA (RA)  En el Foro de la Mujer edición 2018: Mujer custodia de la cultura-- 18 agosto 2018

martes, 18 de septiembre de 2018

UNA AYUDA ADECUADA
LA MUJER Y EL VARÓN VISTOS DESDE DIOS [3 de 13]

3.1 “DE UN EXTREMO A OTRO LA ESCRITURA HABLA DEL MATRIMONIO y su misterio” – nos dice el Catecismo de la Iglesia católica :  

La Escritura comienza relatando el matrimonio del primer par humano. Adam es un nombre  genérico que denota la especie humana= “el ser humano”. Al final, en el Apocalipsis, se trata del matrimonio entre Dios hecho hombre y la Iglesia, humanidad divinizada.. 
Tampoco convenía que el Verbo Encarnado permaneciese solo, vino en búsqueda de desposarse con una humanidad de almas divinizadas. 
El sentido último de las Bodas de Adam lo revelan las Bodas del Cordero. 
Lo primero en la intención es lo  último en la ejecución

3.2.- LAS BODAS JUDÍAS DURABAN TODA UNA SEMANA. Por eso el relato de la creación dura seis días porque es el relato de una boda. 
En el sexto día tiene lugar – todo junto – la creación de los novios, la bendición, nupcial, los regalos y el banquete. La creación del ser humano, la bendición de la boda, los regalos y  el banquete se nos narran en los versículos 1, 26 a 29. 
El vers. 26 revela el designio, 
el 27 narra los comienzos de la ejecución del designio; creando la primera imagen terrena del Nosotros divino. 
Los versículos 28 y 29 presentan la bendición de la boda, los regalos y el banquete.

3.3.- LA INTENCIÓN DIVINA  “Entonces dijo Elohim: Hagamos Adam a imagen nuestra, según nuestra semejanza // y gobiernen a los peces del mar, las aves del cielo, los ganados y todas los bichitos y toda alimaña que repta sobre la tierra” (1, 26).
“Y creó Dios el Adán a imagen de Él, a imagen de Dios lo creó, // macho y hembra los creó”. (1, 27)
“Entonces los bendijo Dios a ellos y les dijo sed fecundos y multiplicaos y llenad la tierra y dirigidla , dominad en los peces del mar en las aves del cielo y en todo animal que serpea sobre la tierra” (1, 28)  
3.4.- EL BANQUETE DE BODAS “Mirad que os he dado toda hierba de semilla que existe sobre la haz de toda la tierra y todo árbol que lleva fruto de semilla: eso os servirá de alimento” (1, 29) “Y a todo animal terrestre, a toda ave de los cielos y a todo ser animado que se arrastra sobre la tierra les doy por alimento toda hierba verde. Y así fue.” (1, 30)
 .-”Y vio Dios todo cuanto había hecho y he aquí que estaba muy bien. Y fue tarde y fue mañana. Día sexto” (1, 31)

3.5.- COMENTARIO DE 1, 26 El designio divino sobre los esposos y su misión terrena Vuelvo sobre los versículos 26 y 27
“Entonces dijo Elohim: Hagamos Adam [un ser humano] a imagen nuestra, según nuestra semejanza // y gobiernen[1] a los peces del mar, las aves del cielo, los ganados y todo ser viviente que anda sobre la tierra” (Gen 1, 26)[2].
En este versículo se nos manifiesta, en dos fases, dos propósitos divinos:
Primero: la decisión del Nosotros divino de hacer un Nosotros esponsal humano , como imagen de Dios y capaz de progresar en semejanza.
Después se le asigna una misión terrenal al género humano. Se introduce al ser humano en la cadena de Jerarquías angélicas mediante las cuales Dios quiere regir  el Universo. El ser humano regirá toda vida en la tierra.

3.6.- COMENTARIO DE 1, 27 Y creó Dios el Adán a imagen suya, a imagen de Dios lo creó, macho y hembra los creó”. (Gen 1, 27) 
Detengámonos a analizar un poco este versículo. Consta de tres frases o miembros
a) “Y creó Elohim a Adam a imagen suya,
b) a imagen de Dios lo creó,
c)  macho y hembra los creó”.

3.7.- a) Y b) repiten la misma idea, entrecruzando el orden del sujeto y del predicado. Recurso redaccional  que resalta la mayor importancia de a-b)  respecto de c)
a y b) son el fin principal  -  c) es medio para otro fin
Aunque ambos actos son intencionales. La naturaleza sexuada del ser humano es algo querido por Dios, pero es un medio para multiplicar la especie humana. La misión humana de regir toda vida sobre toda la tierra así lo pide.



[1] Comenta el Rashí voz ambivalente puede significar dominación o decadencia. Si es de la raíz radáh:  someter, regir, dominar, yirdú = dominarán. Si de la raíz yarad: caer, descender, decaer. “Si el hombre es virtuoso domina a la bestia. Si no es virtuoso, desciende más bajo que la bestia y la bestia lo domina”. Es decir, lo que es carnal y animal en él domina lo que hay de racional. El varón debe comenzar por gobernar su propia carne.
[2] 1, 26 [wayyo’mer ‘Elohim: nacaséh ‘adam betsalménu kidemuténu weyirdú bidegát hayyám uvecôf hashamáyim uvekol jayáh haroméshet cal-ha’arets]


Fuente: De mi conferencia en la rama femenina de a Fraternidad Apostólica Santo Tomás de Aquino FASTA –MENDOZA (RA)  En el Foro de la Mujer edición 2018: Mujer custodia de la cultura-- 18 agosto 2018