TRANSLATE -TRADUCTOR
Select Language

martes, 17 de julio de 2012

LA NUEVA EVANGELIZACIÓN PARA LA TRASMISIÓN DE LA FE
Y EL DEMONIO DE LA ACEDIA

En el año de la fe y del Sínodo de los Obispos sobre la Nueva Evangelización y la trasmisión de la fe. 7 al 28 de octubre de 2012 

"El poder que la Iglesia tiene sobre el demonio, que es el mismo poder que tenía Cristo, forma parte integral e irrenunciable - aunque frecuentemente renunciada - de su misión evangelizadora. Esta es la tesis principal de mi reflexíón en ocasión del Año de la Fe y del próximo Sínodo sobre la Evangelización y la trasmisión de la fe. 

Monseñor Luigi Negri, obispo de San Marino-Montefeltro denuncia hoy la presencia diabólica en la mentalidad contemporánea y afirma que: “es un fenómeno de gran profundidad, complejidad y perversidad. Se trata de la acción del demonio que condiciona la vida tratando de socavar la fe del corazón de los hombres. De hecho, hay una presencia diabólica en la mentalidad que domina nuestra sociedad, una mentalidad sustancialmente atea, diabólica en el sentido de decir: si se quita a Dios el hombre se realiza plenamente…
El poder que la Iglesia tiene sobre el demonio, que es el mismo poder que tenía Cristo, forma parte integral de su misión… por eso se trata de dar un juicio claro sobre la presencia del mal, del demonio en la en la vida cultural y social, y acompañar a aquellos que son agredidos por el poder del demonio con un amplio y significativo camino de caridad, a cuyo término de ciertas situaciones está, de hecho, el exorcismo” (“L’Osservatore Romano” 23/24 de abril de 2012). 

MI APORTE INDIVIDUAL 
 tiene conexión con la serie "El Demonio de la acedia" que se está emitiendo por EWTN. La ponencia que sigue la presenté en un Congreso Internacional preparatorio para la Conferencia Episcopal de Aparecida convocado en Lima por el Sodalicio de Vida Cristiana. Vuelvo a presentarlo ahora en relación con el Sínodo y el Año de la fe. 
 ¿Cómo evangelizar la Civilización de la acedia sin reconocer el carácter demoníaco de la acedia del Príncipe de este Mundo que la impregna y la caracteriza? Los enviados a evangelizarla sin conocimiento del carácter demoníaco del fenómeno e ignorando su nombre y sus rostros han sucumbido por miles ante ese demonio que no conocían y mal hubieran podido exorcizar.

 1) Jesús confiere a sus discípulos, al enviarlos a predicar, entre otros varios poderes, derramar la paz, sanar enfermos, perdonar pecados, el poder para expulsar demonios. En el discurso eclesial acerca de la nueva evangelización echo de menos referencias y doctrina explícita acerca de este aspecto de la misión de los discípulos y misioneros.

 La mención del Maligno en el Mensaje Cuaresmal de Benedicto XVI para la Cuaresma de 2007, resulta por eso mismo, llamativa;