TRANSLATE -TRADUCTOR
Select Language

miércoles, 29 de abril de 2009

BIEN LE ESTÁ AL VARÓN NO TOCAR MUJER

kalon anthrôpô gunaikos mê aptesthai
(San Pablo 1ª Corintios 7,1)

Un visitante del Blog me incita a entrar en el tema tan llevado y traído del celibato sacerdotal.
No es el momento de hacerlo extensamente.
Quiero solamente señalarle a ese amigo, por no pasar por alto descomedidamente su sugerencia, que ya el mismo Jesucristo, que fue célibe, recomendó el celibato por el Reino de los Cielos a quien fuera capaz de entenderlo y practicarlo. Véase Mateo 19, 12: “Hay eunucos que se hicieron tales a sí mismos por el Reino de los Cielos. El que pueda entender, que entienda”.

"QUISIERA QUE TODOS LOS VARONES FUERAN (CÉLIBES) COMO YO"
Thelô gar pantas anthropous einai hos kai emauton
(1ª Corintios 7, 7)
San Pablo es clarísimo en postular, no solamente la licitud, sino la excelencia preeminente del celibato que él mismo practicaba a imitación de Cristo.