TRANSLATE -TRADUCTOR
Select Language

martes, 24 de enero de 2012

HISTORICIDAD DE GÉNESIS 1-11

Algún lector del Blog se muestra extrañado de que se pueda decir, - como lo he hecho en la entrada dedicada al relato del Diluvio, y como ha subrayado el periodista Emilio Nazar en los comentarios a esa entrada -, que se pueda decir que esos relatos son "históricos". La extrañeza se debe a que no entienden el sentido de la afirmación. Espero que lo siguiente ayude a disipar ese malentendido:

Afirma SS Pío XII en la Encíclica Humani Generis, del 12 de agosto de 1950, en su número 31
:


"...los once primeros capítulos del Génesis, aunque propiamente no concuerdan con el método histórico usado por los eximios historiadores grecolatinos y modernos, no obstante pertenecen al género histórico en un sentido verdadero, que los exegetas han de investigar y precisar; los mismos capítulos [...], con estilo sencillo y figurado, acomodado a la mente de un pueblo poco culto, contienen ya las verdades principales y fundamentales en que se apoya nuestra propia salvación, ya también una descripción popular del origen del género humano y del pueblo escogido".

Como se ve, el Papa distingue dos sentidos de la palabra "histórico".

Uno que es aquél en que se usa en referencia a los "métodos" de la ciencia histórica, grecolatina y moderna. (Los relatos que contienen esos primeros 11 capítulos no pertenecen, evidentemente a lo que entiende esa ciencia como "hechos históricos").

Otro sentido es el se emplea en la hermenéutica bíblica para designar los géneros literarios"históricos" empleados en las Sagradas Escrituras, para designar lo que Dios revela en esos once primeros capítulos, empleando un lenguaje o género literario que no es el de las ciencias históricas modernas pero es verdadero, real, objetivo.

En hermenéutica bíblica se entiende por "género histórico" un género en que se trasmite una revelación divina verdadera, real y objetiva acerca de Dios, del hombre y de la relación sucedida entre ambos en tiempos "pre-históricos", inalcanzables para la ciencia histórica humana, pero cuyos efectos y consecuencias perduran hasta hoy. Y pueden ser y son, por eso, "verificados" por los que creen en la revelación histórica y su objetividad, permitiéndoles comprender mejor el presente.

Quien lea atentamente, sin precipitación, la entrada sobre el Diluvio que publiqué y los comentarios de Don Emilio Nazar, verá que allí no se afirma que "el diluvio mismo sea histórico" (aunque tampoco se lo niega, porque la pregunta de la crítica histórica es im-pertinente, es decir, no viene al caso).

Sino que allí coincidimos el Sr. Nazar y yo, acordes con el magisterio de Pío XII en afirmar que "el relato del diluvio" pertenece al "género histórico" y trasmite una verdad objetiva, real y en ese sentido "histórica", acerca de Dios y del hombre, y de un momento pre-histórico, de esa relación.

Una verdad que no es acerca del hecho del diluvio mismo sino de lo que ese relato revela acerca de las relaciones históricas entre Dios y la humanidad malvada.

Si alguien está interesado en más información o aclaraciones sobre este tema las brindaré gustoso.

Sólo espero que el diálogo se mantenga dentro de las normas elementales del respeto a la verdad y a los que esforzadamente la buscan y la trasmiten. Es lo mínimo que uno se merece.