TRANSLATE -TRADUCTOR
Select Language

lunes, 21 de diciembre de 2009

HOMILÍA PARA NAVIDAD
Lo envolvió en pañales y lo recostó en un pesebre

QUERIDO VISITANTE, TE DESEO UNA SANTA NAVIDAD
ILUMINADO POR LA GRACIA DIVINA
ACERCA DEL MISTERIO QUE CELEBRAMOS
P. HORACIO BOJORGE

En el pesebre se pone el forraje para los animales. ¿Qué hace Jesús allí?
Nos dice: Esta es mi carne para alimento del mundo. Tomad y comed, porque mi carne es verdadera comida.

María lo pone en el pesebre como quien da a su hijo en ofrenda para la vida del mundo. Con un gesto sacerdotal y nutricio, lo pone entre el heno, como quien nos lo da para alimento.

Isaías había hablado del pasto y de la carne: "Toda carne es como el heno, y todo su esplendor como flor del campo. La flor se marchita, se seca la hierba en cuanto le da el soplo de Dios" (Isaías 40,6-7). La imagen es proverbial en la Escritura: "No te exasperes por causa de los malvados, no envidies a los que hacen injusticias. Porque se marchitan pronto como el pasto, como la hierba tierna se secan" (Salmo 36(37),1-2). "Tú al polvo reduces a los hombres, diciendo: `¡Volved hijos de Adán!'. Porque mil años son a tus ojos como un día, un ayer que pasó, una vigilia de la noche. Tú los arrebatas, no son más que un sueño, como la hierba que a la mañana brota y florece, por la tarde se amustia y se seca" (Salmo 89(90),3-6).