TRANSLATE -TRADUCTOR
Select Language

jueves, 22 de octubre de 2009

EL DIOS NUTRICIO (6ª DE 6)

Los alimentos y las comidas
en el Evangelio según San Marcos

En esta sexta y última entrada de esta presentación del Dios nutricio en las Sagradas Escrituras, marco revelatorio de la multiplicación de los panes, recorreré el evangelio según San Marcos, señalando los pasajes y hechos en que se mencionan los alimentos y las comidas.

Los Ángeles le servían
Marcos 1, 13


Tomad, este es mi cuerpo
Marcos 14, 22



De entrada ya alude el evangelista Marcos al alimento del Bautista, consistente en miel silvestre y langostas [Mc 1,6] rasgo que, unido al de sus vestidos, lo caracteriza como el nuevo Elías.

Jesús ayuna en el desierto durante cuarenta días, al cabo de los cuales, los ángeles le sirven de comer [Mc 1,13]. Aunque el texto, no especifica de qué servicio de los ángeles se trata, sugiere que sirven a Jesús como Hijo del Hombre (7,10; cf. vv. 14.27), y que le sirven de comer: "un pan de ángeles", como a Adán y Eva en el Paraíso o al pueblo de Dios en el desierto (Sal 77(78),24-25)].

Los primeros apóstoles que Jesús elige y llama, se ocupaban, por oficio, en una tarea que hoy llamaríamos de la "industria alimenticia" o del "ramo de la alimentación": eran pescadores [Mc 1,16-20]